Caprichos y Secretos de la Infancia. Capítulo 10

Desconocido

Ángel vuelve a contarme la misma historia del chico de la foto, que es un amigo suyo de la facultad.

-Eso ya me lo has contado. Solo quiero saber su nombre.

-Vale. Llevas razón, pero no te lo puedo decir ahora. No me apetece que Ángela se entere.

-¿Por qué?

-Es mi prima y, como recepcionista, es una cotilla por excelencia.

Con la misma, me promete contármelo en el tren a la salida del trabajo. Al salir del ascensor, me agarra de la mano y me guiña un ojo.

Nos ponemos a hacer cada uno nuestro trabajo y, a media mañana, Rodrigo sale de su despacho, se acerca a nosotros y nos comenta que vayamos preparando el proyecto del número de esa semana.

-¿Para cuando quieres que te le mandemos? –pregunta Ángel.

-Como mucho, para primera hora de mañana.

Justo cuando se despide, me deja una nota en mi mesa en la que dice: “Con tal de que seas feliz, soy capaz de cualquier cosa”. Le busco con la mirada y le sonrío. Ángel se acerca a mi mesa con su silla y nos ponemos a trabajar. Empiezo a ponerme nerviosa y comento que no nos va a dar tiempo a terminarle en la jornada de trabajo.

-Espero que lo haya dicho de coña –comenta Ángel-. Yo no pienso quedarme aquí hasta las tantas.

-Si tenemos que salir a las nueve, pues salimos a las nueve.

-Se me acaba de ocurrir una idea.

-Desembucha.

-Podemos acabarlo en mi casa.

-O en la mía.

En vez de salir a las 7 –hora habitual de salida-, salimos a las 8 y Ángel me propone coger unos bocadillos en el bar que hay debajo de su casa y acabar en su casa el proyecto. Comento que me parece una buena idea y, tras recoger los bocadillos que habíamos encargado por teléfono, subimos a su casa y nos ponemos a trabajar. A las nueve y media, aproximadamente, terminamos el proyecto y se lo mandamos a Rodrigo por mail.

Durante un rato, estamos hablando y, de pronto, recuerdo el pacto que habíamos hecho de la foto.

-Pensé que se te había olvidado.

-Te recuerdo la promesa que te hice esta mañana.

-Es cierto. Su nombre es Pepe.

-Reconozco que me has desconcertado con su nombre.

-Pero ya tienes lo que querías.

En ese instante, me llega un mensaje de Rodrigo en el que me pone: “Quiero estar contigo, así que te espero en tu portal”. Como no sé qué contestarle, decido hacerle una llamada perdida.

Tras esto, vuelvo a la “acción” con Ángel. Volvemos a terminar tumbados en el sofá, riendo a carcajadas.

-Me encanta como besas –comenta mientras prepara unas copas.

-Y a mí me encanta la manera que tienes para volverme loca.

Tras tomar la copa que, amablemente, Ángel me ha preparado –muy rica, todo hay que decirlo-, me acompaña hasta la estación y, antes de despedirse, me agarra por la cintura y me susurra un dulce “te quiero”. Yo, con la mirada, trato de decirle que no me apetece perderle.

Tras llegar a mi portal, veo que Rodrigo me está esperando.

-Has tardado mucho en llegar. ¿Dónde te has metido?

-¿Desde cuándo quieres saber todos mis movimientos?

-Me apetece “controlarte”.

-¡Que gracioso! Te diré que he estado acabando el proyecto de Marketing, porque el “señorito” le quiere para primera hora.

-Entonces, mi espera ha merecido la pena.

Me propone subir a mi casa a tomar algo. Rechazo su propuesta, alegando que ha sido un día muy duro y me apetece descansar. Se muestra bastante extrañado por mi rechazo.

-Estoy cansada. Otro día será.

-¿Y para eso vengo?

-Si no hubiese tenido que estar más tiempo para terminar el proyecto, podría haberte dejado subir.

En ese instante, me roba un beso. Le freno porque mi conciencia me hace pensar en todo lo que he pasado junto a Ángel y no me apetece hacer daño a Ángel.

Me subo para casa y allí sigo con mis dudas. ¿Qué siente Rodrigo hacia mí? ¿De verdad conozco a ese Pepe?

Anuncios

Acerca de Elena Ramos.

Soy una chica amante de la escritura y de la lectura. Me gusta conocer gente con la que compartir mis gustos
Esta entrada fue publicada en Caprichos y secretos de la Infancia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s