Caprichos y Secretos de la infancia. Capítulo 5

Miradas cómplices

Cuando llego a la oficina, veo que Ángel todavía no ha aparecido. Pasa Rodrigo por al lado de mi mesa y me pongo un poco nerviosa, puesto que no dejo de pensar en el roce que hemos tenido por la noche en mi casa.

Cuando llega Ángel, se queda sorprendido de que yo haya llegado pronto a la oficina.

-Emma, una cosa quiero preguntarte, ¿has venido en Metro?

-Sí, ¿por qué?

-Nada, porque se me hace raro que no hayamos coincidido.

Con la misma, me levanto de la silla para ir al baño. Estando tranquilamente en él, oigo a Rodrigo comentar al “jefazo” de la empresa que, antes de venir a la oficina, ha llamado a una chica en número oculto –de lo que deduzco que me ha llamado a mí-.

Más preguntas en mi cabeza: ¿Cómo sabe mi móvil? ¿Por qué razón que no quiero, o no me interesa saber, no da la cara?

Cuando me percato de que Rodrigo ha salido del baño, me voy aturdida y sorprendida a mi mesa. La mañana transcurre sin más incidentes y, a la hora de la comida, Rodrigo se acerca a mi mesa para decirme que, cuando finalice la jornada, me acerque a su despacho para hablar de ciertos aspectos del proyecto de Marketing que le he mandado para el próximo número de la revista.

Al finalizar la jornada, voy a su despacho. Estamos hablando tranquilamente y, de pronto, se atreve a acercar, otra vez, sus labios a los míos.

-Rodrigo, no sigas.

-¿Qué te pasa ahora?

-Que no quiero liarme con mi jefe, y menos en la oficina. Si el resto de la plantilla se entera, pensarán que la nueva es una lianta y que quiere convertirse a toda costa en la favorita.

-Que lo piensen no quiere decir que lo seas.

-No estoy dispuesta a que lo piensen. Además, según tú, Ángel está pillado por mí, ¿cierto?

-Sí, pero no quiero…

-Continúa.

-Me fastidia que te lleves mejor con él que conmigo.

Salimos de la oficina y se ofrece a llevarme de nuevo en coche. Le miro bastante extrañada, dando a entender que no quiero que se acostumbre a llevarme, puesto que hoy no tengo ningún problema que me haya hecho medio emocionarme al final de la jornada.

-No me importa dejarte en casa y, además, podemos aprovechar el trayecto para conocernos mejor.

-No te preocupes, puedo irme tranquilamente en tren.

-Ya sé qué prefieres irte en tren, pero quiero llevarte en coche.

-Solo te dejo que me lleves en coche con una condición.

-Las que tú quieras.

-Que olvidemos todo lo que pasó anoche y lo de la reunión de hoy.

-No puedes hacerme esto.

-Tú lo has querido, me voy en tren.

Entro con rapidez en la estación para que no me alcance. Cojo el tren y empiezo a pensar que Rodrigo quiere tener algo conmigo, porque no es normal que quiera llevarme a casa en coche, que me invite a cenar y que intente darme un beso en mi casa y otro en su despacho.

Llego a mi parada y subo tranquilamente por las escaleras, puesto que no tengo prisa para llegar a casa. Poco a poco, voy acercándome al portal y veo que Rodrigo está apoyado en su coche. “No puede ser” –pienso mientras me doy la vuelta y acelero el paso hacia la cafetería más cercana-.

Me empieza a sonar el móvil. Número oculto de nuevo.

-Quiero verte. Te echo de menos.

-Al menos, podrías decirme quién eres.

Cuelga.

Empiezo a sospechar las intenciones de Rodrigo mientras avanzo despacio hacia mi casa intentando pasar de él.

-Emma, espera. Quiero decirte una cosa.

-Vale, pero que sea rápido.

-Necesito estar contigo.

-¿En qué sentido?

-Te lo descubriré si me dejas subir a tu casa.

-Dímelo y acabamos antes.

Acto seguido, me da un beso. Se trata de un beso corto e intenso. Cuando consigo separarme de él, me subo para mi casa y me pongo a pensar en todas las emociones vividas junto a Rodrigo.

¿Qué intenciones esconde? ¿Por qué no habla claro?

Anuncios

Acerca de Elena Ramos.

Soy una chica amante de la escritura y de la lectura. Me gusta conocer gente con la que compartir mis gustos
Esta entrada fue publicada en Caprichos y secretos de la Infancia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s