Caprichos y secretos de la infancia. Capítulo 1

Voy a publicar el primer capítulo de una novela que empecé a escribir hace tiempo. A pesar de que la tengo terminada, no la empecé a publicar por la sencilla razón de que, tras empezar a escribir “Prometo no Olvidarme de Ti”, vi que me convencía más lo que estaba plasmando en mi otra novela.

Esta novela se llama “Caprichos y secretos de la Infancia” y habla de una chica, Emma, que, tras mudarse a una ciudad para trabajar, se ve envuelta en un triángulo amoroso compuesto por ella, Rodrigo, su superior, y Ángel, su compañero de la mesa de enfrente. Se trata de una chica joven, con muy poca experiencia en el amor, es capaz de superar todas las dificultades que la vida la pone en su camino.

He aquí el Capítulo 1. Espero que os guste.

 

 

La razón de mi sonrisa

 

Cuando llego a la ciudad, no soy capaz de imaginar lo que supondrá mi decisión de ir a vivir allí. Nuevo trabajo, nuevas caras y, en definitiva, nueva vida. Una nueva vida llena de muchas sorpresas, tanto buenas como malas.

 

He llegado a la empresa para ocupar la plaza vacante en la sección de Marketing. Empiezo a realizar mi trabajo como si llevase un tiempo trabajando en la empresa cuando, de pronto, una dulce voz procedente de la mesa de enfrente me pregunta que si soy la nueva. Me sonrojo y asiento con una sonrisa.

 

-Entonces, debes de ser Emma Ramos, ¿no?

 

-Sí, soy la misma.

 

-Pues encantado, yo me llamo Ángel. Espero que estés a gusto en la empresa.

 

-Encantada. Eso mismo pienso yo.

 

Sigo trabajando tranquilamente y, a eso de las 12 del mediodía, hago un descanso con la intención de bajar a tomarme un café. Sigo bastante nerviosa y no me atrevo a hablar con nadie para que no se me note.

 

Cojo una revista para pasar un rato mientras me tomo tranquilamente mi consumición. Se acerca Ángel y me invita al café –muy amable por su parte-. Le doy las gracias por ser tan amable, aunque por su expresión parece no importarle el hecho de la invitación. La jornada transcurre con tranquilidad, y a la hora de irnos, me despido amablemente de Ángel, que me propone presentarme a varios de los compañeros con los que tiene una buena relación. Acepto con cara de cansada y reconozco que todos me parecen buena gente.

 

Ya en el Metro, veo que Ángel se encuentra también en la estación, a varios metros de mí. Me acerco para preguntarle hacia donde se dirige. Me comenta que se baja en tres paradas, justo la parada anterior a la mía –coincidencias de la vida-. Nos damos los teléfonos y quedamos en ir juntos al trabajo –no es que haya muchas ganas, ya que me gusta ir leyendo-. Se despide con un gentil “Hasta mañana” acompañado de una sonrisa.

 

Cuando llego a mi casa, recuerdo que no he llamado a mi hermana Cecilia para darla a conocer mis impresiones sobre la nueva vida que he decidido llevar. Mi hermana es dos años y medio mayor que yo y, para mí, es algo más que mi hermana, es mi mejor amiga. Llevamos un año sin hablar con nuestra madre, porque nos dolió mucho que se divorciase de nuestro padre, otro que no da señales de vida desde ese acontecimiento.

 

Pues eso, la llamo y la cuento que, en mi nuevo trabajo, he conocido a un grupo de compañeros, entre los que se encuentra Ángel.

 

-Creo que te estás empezando a pillar por él.

 

-Cecilia, le acabo de conocer y vamos a ir juntos en el tren, casualidades de la vida.

 

-Te conozco demasiado bien, y creo que te empiezas a ilusionar. Bueno, te voy a ir dejando, que están llamando a la puerta.

 

-Bueno, Ceci, ya hablamos en otro momento.

 

Al cabo de un rato, unos 20 minutos, más o menos, suena mi móvil. Me acaba de mandar un mensaje y, tras leerle, me pongo a sonreír como una tonta.

 

Creo que mi hermana tiene razón.

 

Anuncios

Acerca de Elena Ramos.

Soy una chica amante de la escritura y de la lectura. Me gusta conocer gente con la que compartir mis gustos
Esta entrada fue publicada en Caprichos y secretos de la Infancia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Caprichos y secretos de la infancia. Capítulo 1

  1. Jajaja… Me encanta el final. Está muy bien, Elena, muy natural. 🙂

    Besote y recuerda… ¡Sigue escribiendo! 😉

    • Elena Casal dijo:

      Esta es la novela que te comenté el día del colegio. Es la que estoy “reescribiendo” por tener prácticamente todos los verbos mal.
      No me queda mucho de pasar al ordenador, pero bueno, se hace lo que se puede. Esta la seguiré publicando cuando termine “Prometo no Olvidarme de Ti”, pero quería saber las impresiones de mis seguidores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s