Prometo no Olvidarme de Ti. Capítulo 26

Después de estar dando una vuelta, llegamos a casa, ya que el viaje ha sido demasiado largo y me apetece meterme en la cama a descansar.
Justo antes de meterme en la cama, decido mandar a Dani un mensaje. Le pido disculpas por la tardanza y le digo que tengo ganas de ir a su casa, que me diga el día que le viene bien para ir.
De pronto, me encuentro sentada en el árbol, en nuestro árbol, con el móvil en la mano, esperando a Dani. Después de estar un largo rato esperándole sin que dé señales de vida, me dispongo a levantarme e irme. A lo lejos, oigo una voz que me llama. Dirijo mi mirada hacia la procedencia de la voz y no veo a nadie. Intento acercarme hacia ese sitio, pero no lo consigo, puesto que tras cada paso que doy, siento que no avanzo nada y que ese lugar se encuentra cada vez más lejos. Con la misma, me doy la media vuelta para irme hacia otro lugar. Al cabo de unos minutos andando sin rumbo fijo me siento a la sombra de un árbol a descansar y veo que una silueta se acerca a mí. No puedo distinguir quién es ya que la niebla me lo impide. Intento concentrarme para descubrir de quién es la sombra que se acerca poco a poco a mí.
Me despierto sobresaltada y tardo en darme cuenta de en dónde estoy. Cojo mi móvil para mirar la hora y mi sorpresa es que casi no he dormido nada, que apenas han pasado dos horas desde que me he metido en la cama. Vuelvo a posar el móvil en el mismo lugar en el que le había dejado al irme a dormir.
Me doy en la vuelta a la cama y, sin quererlo, me pongo a pensar en Dani y en todo lo que he vivido con él. Ese recuerdo me hace emocionarme, pero mi conciencia me pide que sea fuerte, que voy a pasar unos días a su lado. Con la misma, empiezo a pensar que, en realidad, solo le tengo un cariño enorme, pero, a pesar de conocerle de poco tiempo, hay algo que me hace querer saber de él en todo momento, controlar sus movimientos…
Al día siguiente, me levanto tarde y bastante descansada. Según miro el móvil, descubro algo que me ilumina la cara: tengo un mensaje de Dani en el que me comenta que me invita a su casa la primera semana de septiembre. Llamo a mis padres para preguntarles si me dejan en esas fechas ir a Cáceres a pasar esos días junto a él, ellos aceptan, puesto que saben que pasar esos días con Dani me van a permitir conocerle mejor y ser feliz a su lado.
Rápidamente, le llamo a su casa para hablar con él.
-¿Qué? ¿Te dejan o no?
-Pues claro que me dejan, ¿o pensabas que mi llamada te iba a dar malas noticias?
-Podía ser, pero me acabas de alegrar el día. Ya estoy deseando que llegue el día 1 de septiembre. Este mes se me va a hacer eterno.
-A mí también, pero sé que lo pasaré genial contigo.
-Genial es poco, tonti, prometo hacerte la mujer más afortunada del mundo durante esa semana.
-Bueno, pequeño, he de dejarte. He quedado a las tres con estos para ir a la playa.
-Pasarlo bien y diles que ya les echo de menos.
-Yo sí que te echo de menos.
Empiezo a prepararme para comerme un bocadillo en la playa con mi familia y marcharme a pasar la tarde con ellos. Bajo tranquilamente al centro a coger el autobús y empieza a sonar mi móvil. Me llama David para comentarme que, sobre las 6.30-7.00 de la tarde, vamos a ir a las ferias. Me pregunta que si me parece buena idea y le digo que sí, que está genial. Compruebo a ver si he cogido dinero para la tarde, y así es, dispongo de unos 30 € para pasar la tarde con el grupo.
Llego a la parada y me siento a esperar un autobús, cojo el primer autobús que pasa y sé que me va a dejar en el Sardinero. Voy tranquilamente escuchando música y la primera canción que me pongo a escuchar es “Amor clandestino” de Maná. Inmediatamente, me pongo a pensar en Dani, ya que es una canción con la que identifico la relación que hemos mantenido durante el campamento. Llego a la playa con bastante hambre –no he desayunado- y mi madre me prepara mi bocadillo para que me ponga a comer y me vaya tranquilamente hacia el punto de reunión con los “chicos” del campamento.

Anuncios

Acerca de Elena Ramos.

Soy una chica amante de la escritura y de la lectura. Me gusta conocer gente con la que compartir mis gustos
Esta entrada fue publicada en Prometo no Olvidarme de Ti. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Prometo no Olvidarme de Ti. Capítulo 26

  1. Ays, qué recuerdos, el Sardi, las ferias…

    Sigue escribiendo, que yo seguiré leyéndote.
    Besotes!!

    • Elena94:) dijo:

      Sabía yo que el Sardi y las ferias iban a gustar…
      Pero bueno, más que por saber que iba a gustar, lo he puesto porque son dos de mis sitios preferidos de la Tierruca 🙂
      Un besote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s