Prometo no Olvidarme de Ti. Capítulo 15

Estamos en la toalla, hablando y riendo, hasta que pone su mano encima de la mía. Aparto rápidamente la mía y me pide que no lo haga.

-No entiendo porqué quitas tu mano-comenta un poco enfadado-.

-Y yo no entiendo porqué pones la tuya.

-No seas así, sé que te gusta.

-Vale, lo reconozco, me gusta, pero no es ni el momento ni el lugar para que pongas tu mano en la mía.

-Pues entonces, después de comer, nos vamos al árbol que tantos buenos recuerdos nos traen y hablamos.

Acepto la propuesta, mientras seguimos hablando durante un rato, hasta que llega la hora de ir a comer. Me voy a cambiar deprisa. No me apetece seguir hablando con Dani. “Ya tendré tiempo de hacerlo cuando acabemos de comer” pienso mientras acelero el paso.

Durante la comida, estoy hablando con David y, mientras tanto, miro de reojo a Dani, el cual no deja de mirarme.

Interrumpo mi conversación con David para preguntarle a Dani qué es lo que se supone que hace mirándome. Se queda pensando durante unos segundos y me dice que no le pasa nada, que solo piensa en sus cosas. Acabamos de comer y nos disponemos a andar hacia “nuestro árbol” como dice Dani cada vez que hablamos, aunque la mayoría de las veces acabamos discutiendo.

Estamos en el árbol y me agarra la mano.

-Dani. Quiero decirte una cosa.

-Sorpréndeme.

-No sé por dónde empezar.

-Pues desde el principio, tonti.

-No hace mucho que te conozco y en estos días he experimentado muchas cosas a tu lado. Pero creo que hay algo que está por encima de todo, no sé si es alegría por haberte conocido, pena por mañana tener que despedirme de ti o algo más que cariño hacia ti.

-¿Qué quieres decirme con eso?

-Que creo que te quiero.

-¿Y me lo dices ahora, a tan solo unas horas de tener que irnos cada uno a su casa?

-Sí, porque creo que lo que siento es verdadero.

En ese instante, aparece Daniela queriendo, supuestamente, hablar con Dani. Éste la pide que nos deje acabar con la conversación. La vemos alejarse con los brazos cruzados. Vemos que se pone a hablar con Jaime y seguimos hablando, mientras lentamente apartamos la mirada de Daniela.

En el momento en que giro mi cabeza hacia Dani, éste me agarra de las dos manos y acerca su cara a la mía. Me da un beso, suelto mis manos de las suyas y agarro su cara mientras le sigo el beso.

No nos damos cuenta de que David quiere hablar con nosotros. David observa un rato la escena y, como se cansa de esperar a que acabemos, se va.

De pronto, paramos y vemos que David se encuentra alejándose de nosotros.

 

Anuncios

Acerca de Elena Ramos.

Soy una chica amante de la escritura y de la lectura. Me gusta conocer gente con la que compartir mis gustos
Esta entrada fue publicada en Prometo no Olvidarme de Ti. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s