¿Puedo dejar mi corazón en tu casa?

No quiero que haya más injusticias, porque es injusto que tú te hayas recuperado tan fácil de lo nuestro y que yo siga aquí, sin poder sonreír. Por más que lo intento veo que es imposible.

Hoy te pregunto: ¿Puedo dejar mi corazón en tu casa? Porque se ha quedado vacío con tu marcha.

Quiero volver a ser feliz, pero me doy cuenta de que, en ocasiones, luchar por lo que quieres no merece la pena. Como tampoco no merece la pena separarte de lo que más amas. Y yo te amo a ti y a tus manías. No dejo de pensar en el futuro y no hay futuro sin ti.

Por más que intento seguir adelante, no lo consigo. Y todo porque hay algo en mí que me dice que me acerque a ti y que continúe adelante contigo.

Tengo miedo a que seas feliz lejos de mí. Tengo que decirte que tu felicidad está a mi lado.

Anuncios

Acerca de Elena Ramos.

Soy una chica amante de la escritura y de la lectura. Me gusta conocer gente con la que compartir mis gustos
Esta entrada fue publicada en Pequeñas cosas. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Puedo dejar mi corazón en tu casa?

  1. La bruja de Portobello dijo:

    NO, NO PUEDES DEJARLO EN SU CASA, PORQUE LO NECESITAS TU PARA “VIVIR”…¡VIVE!, A PESAR DE EL…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s