La mejor sensación

Eres la mejor sensación de mi vida.

Nunca seré capaz de hacerte daño, porque no quiero que estés triste por mi culpa. Si algún día estás triste, no dudes en venir a mí, que como bien dices soy “la razón de tu sonrisa”. Sabes que aquí estoy para todo lo que necesites, porque el día en que me juraste amor eterno te prometí estar ahí a tu lado apoyándote en todo, ya sea bueno o malo. Y tú me dijiste lo mismo, y me has demostrado que es cierto lo que dices, que me quieres y que estás ahí para todo.

En poco tiempo me has demostrado muchas cosas: todos los días me llamas para ver que tal estoy, si estoy mal, me pides que te lo cuente, y aunque no me apetezca, insistes hasta que consigues que me desahogue. Cuando estoy contigo, me das todos los abrazos y besos que quiero.

No quiero que esto acabe, porque eres la mejor sensación que ha pasado en mi vida. Nunca pensé que tú, la persona a la que más ganas tenía de ver, me dijese un día que quería hablar conmigo para decirme todas esas cosas bonitas.

Hay gente que está celosa de lo nuestro, tendrán sus motivos. Vale, puede que sea cierto, pero yo lo que pienso es que están celosas porque me haces feliz a mí, la persona de la que sé que mucha gente se ríe. Te molesta que haya gente que intente hacerme daño, pero alucinas viendo cómo paso de todos ellos.

Todavía hay muchas preguntas en mi cabeza: ¿Qué tienen ahora en tu contra? ¿Por qué has pasado de ser “popular”  a ser el malo de la historia? ¿A quién le molesta que seamos felices?

Sean cuales sean las respuestas, creo que lo que les pasa es que esas personas no pueden estar tranquilas si no están fastidiando a los que son felices.

Porque somos felices, aunque haya gente a la que le cueste reconocerlo.

Anuncios

Acerca de Elena Ramos.

Soy una chica amante de la escritura y de la lectura. Me gusta conocer gente con la que compartir mis gustos
Esta entrada fue publicada en Pequeñas cosas. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La mejor sensación

  1. La bruja de Portobello dijo:

    HUYE DE LA ENVIDIA Y DE LOS CELOS, PORQUE SON ESTADOS EGOCENTRICOS DEL SER HUMANO, QUE PERTENECEN A NUESTRO SUBMUNDO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s