Pensando en mis cosas

Hoy me he despertado pensando en mis cosas y creo que mi manera de ver las cosas no es la correcta.

Pero nadie me ha dicho lo que es correcto y lo que no, pero tengo asumida una cosa: que yo soy la que decide cómo continuar y cómo hacerlo.

-¿En qué estás pensando?- me preguntas.

-Pues en una cosa sin importancia.

-¿Es algo que se pueda saber?

Haces que me sonroje y comprendes que me da vergüenza contarte ese secreto sin importancia. Dejas de insistir, porque sabes que no me gusta tener que contarte cosas, cuando sé que te va a hacer gracia.

-Todos tenemos nuestras manías, lo sabes-te digo para picarte.

-¿Cuáles son las tuyas?

-Mi gran manía eres tú. ¿Y cuáles son las tuyas?

-Tengo muchas, te reirías.

-Yo te he dicho cuál es mi gran manía.

-No sé cual decirte, esa es la verdad.

Ese comentario me molesta, me apetece saberlo. Sabes que no me reiré de ti, por mucho que te cueste admitirlo.

Te cuesta decidirte por tus manías, y al final me dices que tu gran manía es tocar mi pelo y no dejarme marchar tan fácilmente.

Nos reímos juntos y me prometes protegerme de todas las personas que intenten hacerme daño.

En ese momento, no sé que prometerte. Porque yo te puedo prometer muchas cosas, pero nada más fuerte que lo que me prometes tú.

P.D.: el amor tiene razones que la razón no comprende.

Anuncios

Acerca de Elena Ramos.

Soy una chica amante de la escritura y de la lectura. Me gusta conocer gente con la que compartir mis gustos
Esta entrada fue publicada en Pequeñas cosas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s